El vicio por la aventura


Niño del Delta del Orinoco, Venezuela.

Niño del Delta del Orinoco, Venezuela.

Viajar libera el alma. Es un verbo que va de la mano con “soñar”. Cada relato de viaje va acompañado de sueños, de historias y de aventuras. Ir tras esa fuente de sueños, nos llevó a entrevistar a David Comas, viajero incansable, aventurero insaciable, soñador empedernido. Un autentico retratista de aventuras…

¿Qué te lleva a viajar?

David Comas

"Conocer la India es una cura de humildad"

Muchas cosas, pero supongo que lo resumiría en conocer nuevos mundos, nuevas maneras de vivir, nuevas culturas, nuevos sitios, cosas de los que has oído hablar, gente nueva… y algo muy importante: viajando aprendes mucho y te hace ser más abierto, más tolerante. Es un vicio 🙂

¿Qué sitio visitarías una y otra vez y por qué?

La India. He estado tres veces y no creo que tarde muchos años en volver 🙂 Uno de mis mejores amigos es de allí y vive allí, en Delhi, en este sentido es un sitio “fácil” para ir. Y como país es impresionante, es gigante y muy diverso. La naturaleza, la gente, los monumentos… todo esto es espectacular. No hablo de la forma de entender la vida o la espiritualidad que tienen allí, esto es algo muy personal y habrá quien se siente más identificado y quien menos (en general, yo, poco, soy poco “espiritual”, soy bastante agnóstico). Y también hay otra cosa. En otros sitios también ocurre, pero a mí me ha tocado especialmente en la India: es imposible quedarse indiferente con lo que ves o vives allí. Conocer la India es una cura de humildad, es valorar mucho lo que tienes, minimizar tus problemas.

¿Qué lugar te ha impactado más?

Taj Mahal, India

Taj Mahal, India

Buff… cuesta decir sólo uno. Lo poco que vi de China es impresionante, las diferencias culturales, la mezcla con modos de vida occidentales. Estar en el Taj Mahal (India), la Gran Muralla (China), Angkor Wat (Cambodia), las Pirámides (Egipto), el Salto Ángel (Venezuela), el Grand Canyon (USA), la selva ecuatoriana… no tiene precio. No suelo creer mucho en los tópicos, pero en este caso no tengo dudas de que son maravillas del mundo. Creo que todos los sitios en los que he estado me han impactado. Poco o mucho, pero no hay ningún sitio que me haya dejado indiferente.

¿Alguna recomendación para quienes viajen?

Que disfruten. Que no paren de viajar. Que tengan la mente abierta. Si es posible, que viajen por libre, que se olviden lo más que puedan de agencias y circuitos, que se mezclen lo máximo que puedan con la gente. Según como sea el viajero, quizás da mucho respeto al principio esto de ir por libre, pero no es difícil. Y todo es empezar… quizás con algo fácil – próximo cultural o geográficamente – y luego ya es ir dando pasos hacia otros sitios. Y algo que para mí es importante: que no busquen en otros sitios lo que ya tienen en su casa o están acostumbrados a ver o vivir.

Alausi, La Naríz del Diablo, Ecuador.

Alausi, La Naríz del Diablo, Ecuador.

Anuncios

Una respuesta

  1. Una vez más Ed: congratulations!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: