Cuando el desierto es de sal


En el imaginario colectivo, la palabra ”desierto” nos remite indefectiblemente a kilómetros y kilómetros de arenas que van y vienen, crean dunas, paisajes áridos y espejismos de oasis; pero ¿qué pasa cuando el desierto es solo de sal? Nuestra percepción cambia por completo y es ahí donde la imaginación corre libre y se vuelve tan fina como los granos de sal.

”Las Salinas de Las Cumaraguas” en el estado Falcón, Venezuela, es el lugar donde justamente el desierto es sal en vez de arena. El paisaje que impresiona y subyuga desde el principio, envuelve al visitante en una atmósfera de otro tiempo. Para llegar hasta las salinas vale la pena empezar el recorrido desde la capital del estado, Coro, patrimonio histórico mundial según la UNESCO. El casco histórico conserva bien las casas de antaño y toda la historia que estas encierran. Una vez que se pasee palmo a palmo la ciudad, es menester entregarse al placer de la naturaleza y dirigirse a las salinas. Para tal fin, un recorrido completo incluye la ruta de los Médanos de Coro, después Adícora para así llegar al Cabo San Román y finalmente llegar a destino.

Una vez en las salinas, el espectáculo no podía ser más impresionante: kilómetros y kilómetros de un desierto de sal, que al atardecer se vuelve rojizo, gracias a las aguas que irrigan esa área. ¿Qué más se puede pedir? Un desierto de sal que se torna cada vez más interesante a medida que el día avanza y que, como bono extra, se encuentra ubicado cerca de playas de ensueño a las que se llegan en pocos minutos. El paraíso en la tierra.

Fotos y colaboración:  Zaadel Clavo.

Bookmark and Share

Anuncios

3 comentarios

  1. Awwww….me regresó hasta allá. Realmente es uno de los lugares más mágicos que he visitado en Venezuela. Por supuesto que la super compañía con la que fui, lo hizo aún más especial! Hermoso y 100% recomendado!

    Bravo Zaa!

  2. Wow!! ya está dicho. Un paraíso, un lugar impelable en la vida.

    Gracias por permitirme esta oportunidad… ❤

  3. Muy bueno este artículo. Me encantaría leer sobre la zona colonial de Coro. Mis abrazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: