Hong Kong en cuatro actos


Pocos saben que la capital de negocios del mundo se desarrolla en cuatro perfectos actos ante los ojos de quienes se decidan a conocerla fuera de su contexto bursátil. Es así como Hong Kong se presenta en distintas facetas y lo único que hace es maravillar de principio a fin.

Primer acto: El alojamiento
Las cadenas hoteleras locales –MandarinOriental– son una buena opción para el viajero, no solo por la buena ubicación de sus hoteles, sino por la reputación con la que cuentan: excelente servicio, agradable ambiente, refinada decoración, entre otras características.

Segundo acto: La naturaleza
Uno de los tantos secretos de Hong Kong es un dato de suma importancia para los amantes de la naturaleza: más del 70% del territorio no está urbanizado; la naturaleza, entonces, se muestra pródiga y virgen y muy relajante.

El paisaje insular deja sin aliento: playas tranquilas donde relajarse, arenas que hacen cosquillas en los pies, mar que invita a zambullirse, atardeceres que brindan paz. En el sur de la isla se debe visitar Repulse Bay, ya que está considerada como una de las lindas de Hong Kong.

Tercer acto: La gastronomía
La oferta gastronómica en Hong Kong es insuperable, ya que ofrece platos regionales y platos internacionales, preparados por los más reconocidos chefs del país. Hay infinidad de restaurantes para todos los gustos y posibilidades económicas. Lo que sí todo viajero debe hacer es ir a una las cantinas, como la afamada Yung Kee que ofrece el singular plato de huevos añejados en jengibre, entre otras exquisiteces.

Cuarto acto: La cultura
Anticuarios, galerías, centros de arte contemporáneo son los platos fuertes de la ciudad en lo que a oferta cultural se refiere. La Connoisseur Art Gallery bien vale una visita, ya que alberga exposiciones de artistas locales.
Si de cultura nocturna se trata, las opciones se concentran en las calles de Wan Chai y el Soho de Hong Kong. En realidad, el abanico de posibilidades da para todos los gustos.

Hong Kong encanta y maravilla sin tener que hacer mucho esfuerzo. Solo hay que ir con tiempo para disfrutar el paseo palmo a palmo y caer rendidos a sus pies, como todo buen viajero que ame conocer lugares de ensueño 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: