Anem a les Festes de Gràcia!

Celebrem la nit i el dia,
I diem fort i amb passió:
Siguin festa tots els dies!
Visca la Festa Major!

– Josep Fornés i Garcia –

——————-

Hace pocos meses cuando se acercaban el verano, mis amigos me hacían la pregunta de rigor: “¿Dónde piensas ir este verano?” Mi respuesta era clara y sencilla: ¡Voy a Barcelona! “Pero…si ya vives allí”, me respondían.

Agosto suele ser un mes en el que en Barcelona – y casi toda España –  sus habitantes se escapan de vacaciones y sus calles son invadidas por turistas nórdicos abducidos por el sol mediterráneo. Así no sea nuestra intención, el ritmo lento de la ciudad hace que logremos escapar de la rutina, entonces la cotidianidad se vuelve una fiesta.

Éste ha sido un mes en el que he logrado redescubrir la ciudad que me acogió hace ya seis años. Uno de los eventos que más tenía ganas de conocer eran las famosas Fiestas de Gràcia. Nunca había podido coincidir en Barcelona para asistir a esta fiesta porque siempre me encontraba haciendo algún viaje, pero esta vez tendré la oportunidad de vivir la magia de uno de mis barrios favoritos de la ciudad: Gràcia.

Hoy fue el primer día de la fiesta, que se celebrará hasta el próximo domingo 21, y no me ha defraudado para nada. Más de 10 calles decoradas con diferentes motivos que algunos parecen sacados de un mundo de fantasía y otros replicando personajes famosos de dibujos animados. Los materiales reciclados son en su mayoría utilizados con mucha creatividad, pero sobre todo se nota a simple vista el trabajo en comunidad para que todo esté a punto.

Por otro lado, cada calle tiene su propia agenda de conciertos, actividades para niños, venta de comida y bebida tradicional, pero sobre todo el buen rollo que se puede respirar en cada esquina.

El origen de estas fiestas no es para nada religioso, sino más bien que tiene una connotación social que celebra la evolución de una clase campesina que durante el siglo XIX llega a la ciudad, convirtiendo así el pueblo de Gràcia en una importante villa de artesanos, obreros y pequeños comerciantes. Todos en comunidad a través de entidades obreras y recreativas como Ateneos y Sociedades de Baile consolidaron una fiesta mayor que cada año le regala un encanto especial a Barcelona.

Para los que vienen de visita a Barcelona o para los que viven aquí y no tienen planes de salir de la ciudad, no podéis de dejar de vivir la experiencia de recorrer las calles de Gràcia y sentirse como en una familia multitudinaria sin distinción de edades.

Son decenas de actividades que puedes disfrutar durante estos días, es por ello que te recomiendo revisar previamente el programa en su web www.festamayordegracia.cat

Som-hi! 🙂