Viaje y fotografía, dos artes complementarias

Video Viajes fotograficos from Artur Isal – Artisal on Vimeo.

La curiosidad les llevó a viajar y viajar les llevó a fotografiar”. Desde hace algunos años recorren muchos países de Asia, África y Sudamérica con el propósito de narrar a través de relatos visuales las diferentes culturas y sociedades con las que dialogan en cada viaje. Artur Isal y Ruth Estellers son dos fotógrafos viajeros que en su carrera profesional combinan el viaje y la fotografía como dos artes complementarias, a través de su proyecto Artisal Travel Photography.

Recientemente han publicado varios libros de viaje, realizan talleres de fotografía antropológica de viaje, pero además realizan viajes fotográficos en el que reúnen un grupo de viajeros apasionados por la fotografía para enseñarles el arte de llevar de vuelta a casa esas imágenes inolvidables que descubrimos y contemplamos en cada viaje.

Hemos conversado con ellos para que nos expliquen sobre sus viajes fotográficos y las típicas dudas que nos surgen cuando queremos sacar las mejores instantáneas de nuestros viajes:

¿Qué pasión está primero, el viaje en sí o el arte de la fotografía?
No puedo viajar sin tomar fotos, además el viaje es distinto, siempre está aquella gente que dice que te pierdes cosas mientras fotografías, pero están equivocados, el tomar fotos te hace interactuar y relacionarte de una forma que sin cámara fotográfica, sería imposible. Creo que si tuviera que ir de viaje sin cámara, llevaría una de juguete para poder hablar de todas formas con la gente.

¿Qué es exactamente un viaje fotográfico? 
Es un viaje cuyo motivo principal es aprender y realizar buenas fotografías durante la estancia en un país concreto. Todos los aficionados a la fotografía saben lo incómodo que resulta viajar al lado de personas que, por no compartir los mismos intereses fotográficos, viajan a un ritmo muy distinto al del fotógrafo. El viaje fotográfico requiere un ritmo pausado y mucha paciencia. A veces tomar “la imagen” que nosotros queremos lleva mucho tiempo y dedicación por lo que viajar en un grupo que no tenga nuestros mismos intereses puede resultar incómodo para ambas partes; así la ruta de estos viajes está pensada por y para la fotografía, no es un recorrido turístico habitual.

¿Cuántas personas pueden participar? 
Nuestros viajes son grupos entre cuatro y ocho personas como máximo. Para dar un servicio de calidad y garantizar que todos los participantes se lleven a casa aquello que ha venido a buscar, es imprescindible que viajemos en grupos súper reducidos. Las personas tenemos diversos intereses y expectativas así como también distintos niveles de conocimientos fotográficos y, viajando en grupos reducidos, podemos estar alerta de las necesidades de cada viajero.

¿Rostros o paisajes? ¿Qué es lo básico que necesitamos saber para sacar una buena fotografía?

¡Dos grandes preguntas en una sola! Nuestra especialidad es fotografiar a personas en su entorno. Desde nuestro punto de vista, los paisajes son más sencillos porque con buenos conocimientos técnicos y de composición podemos conseguir un buen paisaje. Pero, cuando fotografías personas, hay que interactuar y relacionarse así que hay que dominar algo más que la técnica fotográfica y ¡ese es el quid de la cuestión!

¿Hace falta una buena cámara para obtener una buena instantánea o el tema es cuestión de tener un buen ojo? 
Tener una buena cámara ayuda pero, tener “buen ojo” es vital y eso, también se aprende. La cámara es una herramienta que te puede facilitar la labor pero un buen fotógrafo es aquel que, dominando la técnica, es capaz de encontrar su propio lenguaje. Una vez escuché a un fotógrafo profesional decir que su cámara es inteligente porque ¡sabe distinguir cuando la está utilizando él u otra persona!

Siempre que viajamos a países exóticos o muy distintos al nuestro queremos llevarnos un recuerdo fotográfico que se ajuste al máximo a lo que vivimos para luego compartirlo con amigos o familiares ¿Qué nos recomiendas en este sentido? 
¡Estamos frente a lo imposible! Un viaje son emociones vividas en primera persona, olores, colores y sensaciones que no se van a plasmar en una foto. Creo que podemos aspirar a que la gente que vea nuestras imágenes se emocione en algún sentido pero, pretender que las fotos que hace se ajusten a la realidad es una labor imposible. Además no hay que olvidar que cada persona viaja con su mochila personal de historias, experiencias, vivencias, circunstancias y criterios que van a condicionar la forma en que interpreten nuestras fotografías y puede que, en ellas, vean cosas distintas a las que nosotros queríamos mostrar. Yo al menos me conformo con provocar alguna emoción a quien observa mis imágenes.

¿Cuál ha sido el país más difícil para sacar fotografías y cuál el más sencillo?
Yo diría que lo difícil no son los países en general sino las distintas situaciones que fotografiamos. Pero, por ejemplo, India es un paraíso para el retrato y los indígenas del Altiplano Boliviano o las culturas musulmanas requieren más dedicación.

A veces descubro un personaje al cuál quiero fotografiar, pero no quiero robarle la foto o no sé cómo abordarlo ¿Algún truco al respecto? 
Humildad, respeto, sonreír y saber aceptar un “no” por respuesta. Como dice Susan Meiselas “Sonríe, mira a los ojos y espera el tiempo necesario”.

¿Cuál es el país que fotográficamente os ha impresionado más? 
India podría encabezar la lista y también Nicaragua por los recuerdos, sensaciones y por ser ese lugar tan desconocido. Cuba es sin duda un destino para no olvidar… hay tantos que creo que ¡son todos!

¿Cuáles son los próximos países que visitaréis? 
India, Cuba y Nicaragua forman parte de nuestra oferta de Viajes Fotográficos. Este año hemos querido añadir Guatemala y Bolivia y para el 2012 habrá más sorpresas…

Más información:
Artisal.com

Anuncios

Viajar por Nicaragua sin salir de Barcelona


Si vives en Barcelona y eres uno de los que disfrutarán de la soledad de la ciudad durante agosto te recomiendo ampliamente visitar la exposición fotográfica Nicaragua, el país de las pequeñas cosas de nuestros amigos Artur Isal y Ruth Estellers (Artisal Travel Photography).

Desde hace varias semanas que Artur y Ruth me habían enviado la invitación para la inauguración de la exposición, pero no fue sino hasta hoy cuando tuve la oportunidad de visitarla. Se trata de un relato fotográfico que componen la suma de experiencias que hicieron que Nicaragua se convirtiera para estos fotógrafos en un destino muy especial. “Las pequeñas cosas que hemos visitado y vivido durante nuestros viajes a este bello país ha dado como resultado un intenso trabajo fotográfico que nos habla sobre la Nicaragua actual, sus paisajes y su gente”, comentan Artur y Ruth.

La exposición está en la Biblioteca Jaume Fuster (Plaça de Lesseps 20-22 Barcelona). Un buen plan sería irte un domingo por la mañana, visitar la exposición y luego aprovechar la pequeña terreza que hay en la salida de la biblioteca para tomar algo refrescante para el verano barcelonés. Tienes hasta el 11 de septiembre para visitarla.

Si quieres saber más detalles sobre la exposición visita la web de Artisal

“Nicaragua suena a Reggae y sabe a ron de caña”

Artur Isal & Ruth Estellers

Artur Isal & Ruth Estellers

Optimismo. Es este quizás el adjetivo más adecuado para definir a la Nicaragua de hoy en día. Un exótico país centroamericano de cual poco conocemos, pero que según los fotógrafos viajeros Artur Isal y Ruth Estellers es un lugar que “te arropa y te recuerda que hay que seguir adelante porque lo mejor está aún por llegar”.

Nicaragua, el país de las pequeñas cosasPara saber más sobre este destino, conversamos con Artur y Ruth, quienes acaban de publicar el libro “Nicaragua, el país de las pequeñas cosas“, un relato fotográfico que comprende la suma de vivencias y experiencias que hicieron que Nicaragua se convirtiera para ellos en un lugar especial. “Las pequeñas cosas” que vieron y vivieron en este hermoso país han dado lugar a un intenso trabajo fotográfico que nos describe a la Nicaragua actual, a sus personas y sus volcanes. Un tesoro por descubrir…

Al leer el título de su nuevo libro, da la sensación de que Nicaragua es un tesoro del cuál aún desconocemos su riqueza…¿Qué tipo de paisajes nos ofrece este país?

Nicaragua es un verdadero paraíso natural a la altura de cualquier pais centroamericano pero donde aún se conserva la virginidad turistica, que lo hace verdaderamente un lugar muy agradable para el viajero. En Nicaragua encontramos selva a las orillas del Rio San Juan, ciudades coloniales como Granada y Leon o playas paradisiacas como las de la Costa Caribe en Corn Islands.

Calle edificio colonial

Calle edificio colonial

Según el poeta nicaraguense Fernando Silva, el nombre de Nicaragua podría traducirse como un “lugar de donde son todas las bellezas”, un vocablo proveniente de la tribus Nagarandas…¿Estáis de acuerdo con esta afirmación?

Pues la verdad es que hay un monton de teorias al respecto del origen del vocablo “Nicaragua” y no vamos a ser nosotros los que discutamos al extraordinario poeta Fernando Silva. No nos sorprenderia en absoluto que estuviera en lo cierto ya que, si algo define Nicaragua es la belleza de sus paisajes.

Granada es el destino turístico bandera de Nicaragua por excelencia ¿Qué otro destino podemos descubrir?

Hay muchisimos rincones para visitar. Una ciudad de imprescindible visita es la ciudad colonial de Leon, que se caracteriza por el movimiento estudiantil que le confiere su Universidad. Otro lugar de una belleza incalculable es navegar por el Río San Juan fronterizo con Costa Rica que guarda en su selva una de las más importantes reservas de la biosfera centroamericana. Un paraíso que bien merece una visita es Little Corn Island en el Caribe, una pequeña isla donde no hay espacio para vehículos a motor.

Niño jugando y saltando en el puerto de la Isla

Niño jugando y saltando en el puerto de la Isla

Hasta no hace mucho, tal y como lo comentáis en la introducción de vuestro libro, Nicaragua era visitada sólo por cooperantes. ¿Cómo fue el recibimiento al saber que ibáis para retratar las bellezas naturales de su tierra?

Pues la verdad es que este libro ha tenido una gran aceptación por parte de los sectores turísticos nicaragüenses, tanto en el propio país como en España donde se está empezando a conocer este destino. Desafortunadamente, Nicaragua es uno de tantos paises con un extraordinario potencial turistico aun desconocido debido a las circunstancias politicas anteriores.

Nacatamal y Gallo Pinto ¿Qué otras exquisiteses gastronómicas podemos encontrar en Nicaragua?

El Baho es quizás una de las exquisiteces menos conocidas que consiste en una especie de cocido de carne y plátano envuelto en hojas de banano. En Granada encontramos el Vigorón a base de corteza de cerdo y que suele encontrarse en los puestos ambulantes de comida en el  Parque Central de esta bella ciudad.

Un anécdota inolvidable en Nicaragua

Para ser sinceros deberíamos contaros cientos de ellas puesto que cada  vivencia en este país guarda un lugar muy especial en nuestro corazón. Lo vivido en Sonzapote en la Isla Zapatera o en Jucuapa con el Grupo Artístico Juvenil son dos de las que se recogen en el libro.

Río Bartola

Río Bartola

Para animar a quienes quieran leer vuestro libro..¿Podéis darnos un pequeño listado de esas “pequeñas cosas” que tiene Nicaragua?

Ciudades coloniales, selva, montanas, cafetales, playas paradisíacas, naturalezas en estado puro y sobre todo humanidad. Es un pais que engancha, que crea adicción y al que siempre se regresa…

De acuerdo a una de las descripciones que aparece en vuestro libro, El caribe nicaraguense…”suena a Reggae y sabe a ron de caña”. ¿De qué color es Nicaragua?

La Nicaragua colonial es multicolor y a medida que viajamos hacia la costa caribe pasa del verde al azul profundo. En todo caso siempre de colores fuertes y bien definidos.

Bookmark and Share