Hablando de Ásia…


Nuestros amigos de DestinosAsiaticos.com me ha realizado una pequeña entrevista en su blog para hablar sobre ese gran continente llamado Ásia. Allí tuve la oportunidad de hablar de esa región que este año toqué por primera vez y que me abrió los ojos a un nuevo mundo el cual espero descubrir con más detalle en futuros viajes.

Comparto contigo la entrevista, si la quieres leer sólo tienes que hacer clic aquí.

Anuncios

El Monasterio de Gandan – Mongolia

Dentro del monasterio Migjed Janraisig está la estatua de Janraising, impresionante escultura hecha de cobre que mide 26,5 metros de altura.

Aunque no existe una máquina para viajar en el tiempo, lo más cercano a esta experiencia sería un tren que tenga como destino Mongolia. Sorprende por la energía que desprende: mágica y sublime. Un ejemplo de ello fue un encuentro con un par de niños budistas que espontaneamente nos llevaron a recorrer uno de los templos del complejo de monasterios Gandan. Completamente solitarios y construyendo a la perfección un discurso gestual a falta de un idioma común, nos mostraron algunos de los rituales que forman parte de su religión.

Originalmente situado en el centro de Ulan Bator, capital de Mongolia, el Monasterio de Gandan fue mudado en 1838 a otro espacio más grande y un poco más retirado del centro. Durante parte del siglo XVIII y XIV el complejo creció de manera importante y llegó a contar con nueve institutos, librerías y casas que fueron el hogar de más de 5 mil monjes budistas. Fue así cómo Gandan se convirtió en uno de los centros de enseñanza del budismo más importantes no sólo en Mongolia sino también en todo los países que practican esta religión.

Pero en 1938, el régimen comunista soviético persiguió a toda la comunidad budista mongola. Destruyeron cerca de 900 monasterios en todo el país y muchos monjes fueron asesinados, apresados o forzados a unirse al ejército militar. Cinco monasterios del complejo Gandan fueron destruidos y el resto sirvieron de alojamiento para oficiales rusos cuando visitaban Mongolia.

En 1944 fue reabierto el complejo, después de que un gran grupo de monjes budistas se unieran para hacer la petición. Aún así, funcionaban bajo el estricto control y supervición del gobierno socialista. En 1990, después de la Revolución Democrática y el resurgimiento del Budismo en Mongolia, Gandan fue completamente restaurado.

Gandan es una visita obligada si un día visitas Ulan Bator, la capital de Mongolia. Un remanso de paz único en el mundo.

Todo sobre Turquía

A falta de tiempo para escribir un post decente (Semana dura de trabajo) nunca está demás compartir cosas que voy descubriendo en la red. Esta vez se trata de un genial vídeo sobre Turquía. Un país que por cierto aún se me resiste a la agenda viajera, pero no tardaré en entrar en los planes. ¡Que lo disfrutes!

[Youtube= http://www.youtube.com/watch?v=Aoe6DZj11rE}]

Explorar nuevos destinos: Camboya

Nunca es tarde para trazarse nuevos destinos que no por ser tan explotados desde el punto de vista turístico, dejan de ser interesantes. En esta serie de entregas, los llevaremos en un corto paseo por esos lugares no tienen desperdicio alguno.

Destino: Camboya. Mágico y envolvente, aún no figura en muchas guías turísticas, lo que es aún una bendición porque si eres de los viajeros que detestan las multitudes, te vendrá bien anotarlo en tu lista de posibles destinos.
Imperdible: El templo Angkor, dedicado al dios hindú Vishnú y que es mantenido por monjes budistas desde hace siglos.
Memorable: Un paseo en bici por Siem Reap, por menos de dos dólares el día. ¡Apto para cualquier presupuesto!
Recomendación: Las mejores opciones para alojamiento son en casas de familia. Un sitio web que puede servir de guía es Asianrooms.

Angkor wat
Iremos por todos los lados posibles del mundo, así que no te pierdas nuestra próxima parada. ¡Te esperamos! 🙂

Bookmark and Share

Cuando acampar es una opción

Unir la aventura de acampar con el placer de la comodidad ahora es más que posible.  Hay diferentes campings que se están convirtiendo en una verdadera opción para el que quiera experimentar algo diferente; además, la variedad es tal que cubre todos los gustos y presupuestos.

Una de las primeras opciones es, además de práctica, exótica: Four Seasons Tented Camp Golden Triangle en Tailandia, que se encuentra ubicado en medio de una selva de bambú. Une a tres países. Tailandia, Birmania y Laos, lo que le da un toque ”extra” a este campamento. Las 15 tiendas disponibles tienen capacidad para dos personas solamente. Cuenta con un spa donde se ofrece los tradicionales masajes thai.

Africa tampoco se queda atrás en la oferta. En Botswana se encuentran dos de los campamentos más tradicionales y de mayor trayectoria: Khwai River Lodge y el Savute Elephant Camp, ambos pertenecientes a la cadena Orient Express. Ambos lugares tienen la particularidad de poder ver mamíferos grandes, leones, elefantes, hipopótamos, en su propio hábitat.  No podía ser de otra forma, ¡es Africa! 😉 Estos campamentos igual ofrecen acceso a Internet, teléfono, etc.

India no se queda atrás tampoco. El Aman-I-Khas es quizá el más lujoso de los campamentos y que además es safari, ya que se encuentra situado cerca del Parque Nacional Ranthambore. Las tiendas cuentan con calefacción y aire acondicionado, además de las comodidades propias de un hotel cinco estrellas.

Ahora, acampar no implica exponerse a peligros ni penurias, aunque pueda ser muy divertido, sino optar por la tranquilidad y la comodidad ante todo. ¡Buena excursión! 🙂

elefante

Bookmark and Share