No es Mallorca ¡Es Dinamarca!

Hellebaek, Dinamarca.

De Escandinavia o en general de toda Europa del Norte se tiene la idea de que son países grises, con mal tiempo y además con gente que quizás no son tan abiertas como en la cultura latina. Este último mito lo puedo derrumbar fácilmente porque en los últimos dos años he hecho amigos, pero también he trabajado con escandinavos (sobre todo suecos y daneses) y nada más alejado de la realidad; le dan mucha importancia a la amistad, son bondadosos, agradecidos y muy prácticos en su forma de ver la vida.

Hellebaek, Dinamarca.

Del segundo mito tuve oportunidad de borrarlo gracias a mi último viaje a Dinamarca. Y para ello necesitaba dar una muestra gráfica de ello. Las dos primeras fotos de este post no son de Mallorca, Sicilia o alguna isla del Mediterráneo. Son las playas de la costa danesa de la isla de Zelanda, al norte de Copenhague. Allí, donde Dinamarca y Suecia son visibles una costa de la otra gracias al Estrecho de Oresund, se pierden de vista las opciones para disfrutar de un verano diferente. Sí, diferente porque definitivamente los daneses tienen una forma más relajada de disfrutar de un día de playa.

Castillo de Hamlet en Helsingor.

Tuve la oportunidad de conocer las playas de Hellebaek tras hacer un recorrido previo por la carretera por la que se puede divisar – a lo lejos – el puente de Oresund, que une a Copenhague con la ciudad sueca de Malmö. Allí los daneses se van a disfrutar, aunque suene extraño, del sol del verano. Poca música, tranquilidad, mucho civismo y sobre todo buen rollo se respira en estas playas. Además, te puedes topar con un grupo de jóvenes, familias, parejas mayores, niños…aquí el lema es “no importa la edad que tengas para disfrutar de un día de playa”, siempre respetando el espacio vital de los demás, o lo que los anglosajones llaman Elbow room.

Para llegar a Hellebaek desde Copenhague en coche puedes coger la carretera número 152. Si vas con GPS te indicará la autopista E47 que va por la parte interior de la isla. Es más rápido, pero te perderías de disfrutar de una costa impresionante, así que te recomiendo apagar el GPS y dejarte llevar por esa carretera.

Con Pak, Marc e Inés en el roadtrip realizado por Zelanda. (Foto: @3viajes)

Por allí te encontrarás con Niva, Humlebaek, Snekkersten y finalmente Helsingor, donde está el Castillo de Hamlet. Entre un poblado y otro apenas hay separación, está lleno de impresionantes chalets donde vive la clase media alta de Copenhague, pero no por ello deja de ser un lugar con un encanto especial.

Es un recorrido que no sólo puedes hacer en coche, sino también en bicicleta. Dinamarca apenas tiene pendientes y todas las carreteras del país cuentan con canales para ir en bicicleta. Un paraíso para los que amamos ir en bici.

Foto: @3viajes

Y como bonus track de este roadtrip (o biketrip) que te propongo está el Museo de Arte Moderno de Louisiana, construido en lo que antes fue un parque y con una ubicación envidiable en la misma costa. Allí puedes ver muchas obras del arte al aire libre y al otro lado…muy de fondo, Suecia.

Un roadtrip por el Oeste de Irlanda

Antes de llegar a Irlanda realmente tenía pocas referencias de este país: su actual crisis económica, sus increíbles acantilados, su cerveza Guinness, U2, el día de San Patricio…pero no es sino cuando visitas un lugar cuando las referencias previas toman otra perspectivas y conoces otras que finalmente te permiten recrear un imaginario más cercano a la realidad.

Irlanda no es una isla para llegar a una ciudad y quedarse allí. Por su tamaño relativamente pequeño, buenas vías de comunicación y Bed&Breakfast por doquier es un país para coger un coche y perderse entre el verdor que la lluvia cotidiana le imprime al paisaje.

Recientemente tuve la oportunidad de recorrer parte del oeste de Irlanda. Fue mi primera vez en este país y en mediodía de viaje ya había llegado a la conclusión de que el próximo viaje que realizaría por esta isla sería en plan roadtrip.

Este primer acercamiento al país me permitió definir al menos un recorrido que me gustaría compartir en caso de que en algún momento tú también te animes a conocer este país.

La llegada a Irlanda la hice por el Aeropuerto de Dublín. De allí partimos rumbo al oeste por la carretera N6. Primera parada: Kilbeggan.

Kilbeggan

Conocido por estar rodeado del río Esker y sus colinas de arena que aún sobreviven a la edad del hielo glacial. Lo más interesante de este pequeño pueblo irlandés es que posee la destilería más antigua del mundo: Locke´s Distillery.

Fue establecida en 1757 y la razón por la cual se asentó en este pueblo es porque ya se tenía a mano los principales recursos naturales para la producción de Whiskey: suministro de césped listo para el calor, cereales cultivados y agua pura del río Brosna.

Allí tendrías la posibilidad de probar un sorbo de Whiskey sin destilar. Más que un sorbo yo recomendaría sólo mojarse los labios porque posee un grado alcohólico de más de 70%.

Galway

Si seguimos de Kilbeggan hacia el oeste por la carretera N6 nos encontraremos con la ciudad de Galway, ubicada en el condado que lleva el mismo nombre.

Su pequeña bahía y las calles medievales del centro la hacen una ciudad muy entrañable. Por eso también se le conoce como “la Bahía de Galway” o la ciudad de las 14 tribus, ya que durante la Edad Media fue dominada por 14 familias muy poderosas.

Para los irlandeses es una ciudad muy familiar, muchos dublineses poseen una segunda residencia o casa de veraneo en Galway.

Pero lo que más destacaría de esta pequeña ciudad es su agradable vida nocturna. Quizás influye el hecho de que sea una ciudad universitaria, los pubs de Galway están siempre abarrotados de gente y buena música. Si vas solo eso no es problema porque allí descubrí lo social que pueden ser los irlandeses.

Abadía de Kylemore en Connemara

Partiendo desde Galway hacia el oeste por la carretera N59 está la región de Connemara que, rodeada de Mar Atlántico por el norte, sur y oeste, posee una sutil naturaleza con sinuosas montañas y el agua como protagonista gracias también al inmenso lago Corrib.

También es el lugar donde se conserva intacto el idioma gaélico, muchos jóvenes de Dublín y otras ciudades son enviados a la Gaeltacht, zonas donde aún se habla gaélico, entre ellas toda Connemara, para perfeccionar el idioma.

Es esta zona se encuentra la Abadía de Kylemore, un antiguo castillo y posteriormente convento que data de 1863, que impresiona no sólo por el lugar privilegiado en el que se encuentra (frente a un lago y rodeados de verdes montañas), sino también por la dramática historia de su construcción.

Henry Mitchell, un empresario originario de Manchester, llega a esta zona de la cual su esposa queda prendada completamente. Para demostrarle su amor decide construirle un palacio en el que viviría poco tiempo, pues muere trágicamente tras sufrir una repentina y grave enfermedad cuando fueron de vacaciones a Egipto.

Lisdoonvarna, el pueblo del amor

“El pueblo de los solteros”, así se le conoce a Lisdoonvarna por su famoso festival de solteros que realizan cada mes septiembre.

Lisdoonvarna Matchmaking Festival es el evento para solter@s más grande de Europa. Por un mes entero solteros no sólo de Irlanda, sino del resto de Europa se reúnen en este pueblo para conocer gente y los más afortunados el “amor de su vida”. Para ello organizan show de danza, música, fiestas que empiezan a las 12 del día y finaliza hasta bien entrada la madrugada.

Tal es la fama de Lisdoonvarna que Coca Cola le ha dedicado un diseño a sus latas en honor a su afán por juntar solteros.

Acantilados de Moher

Ubicado en el extremo suroccidental de Irlanda y perteneciente al Condado de Clare, los Acantilados de Moher son unas impresionantes formaciones rocosas que llegan a tener una altura máxima de 214 metros.  Se puede apreciar desde el mar a través de unos ferrys que parten desde el muelle de Doolin (www.doolin2aranferries.com) o desde el mismo acantilado, en el Visitor experience center (www.cliffsofmoher.ie).

Para poder tener un acercamiento de lo impresionante del paisaje me ha gustado mucho el vídeo realizado por Maroon 5 para su sencillo Runaway. Utilizaron estos acantilados para filmarlo…realmente impresionante!

Lahinch

Pueblo famoso por tener las mejores olas de toda Irlanda para hacer surf. La vida en este pueblo pareciera girar en torno a este deporte: todas las calles del centro están repletas de tiendas de artículos de surf y es más común ver a un chico o chica de pelo largo rubio por el sol –quizás no de surfear en este sitio, sino en Canarias-, muy delgado y con tabla de surf en brazos.

Para los que ya han tenido la experiencia de surfear creo que es una opción exótica para hacerlo, y para los que no pues podéis leer mi experiencia sobre mis intentos de deslizarme sobre las olas.

Más información:
Oficina de Turismo de Irlanda

Anem a les Festes de Gràcia!

Celebrem la nit i el dia,
I diem fort i amb passió:
Siguin festa tots els dies!
Visca la Festa Major!

– Josep Fornés i Garcia –

——————-

Hace pocos meses cuando se acercaban el verano, mis amigos me hacían la pregunta de rigor: “¿Dónde piensas ir este verano?” Mi respuesta era clara y sencilla: ¡Voy a Barcelona! “Pero…si ya vives allí”, me respondían.

Agosto suele ser un mes en el que en Barcelona – y casi toda España –  sus habitantes se escapan de vacaciones y sus calles son invadidas por turistas nórdicos abducidos por el sol mediterráneo. Así no sea nuestra intención, el ritmo lento de la ciudad hace que logremos escapar de la rutina, entonces la cotidianidad se vuelve una fiesta.

Éste ha sido un mes en el que he logrado redescubrir la ciudad que me acogió hace ya seis años. Uno de los eventos que más tenía ganas de conocer eran las famosas Fiestas de Gràcia. Nunca había podido coincidir en Barcelona para asistir a esta fiesta porque siempre me encontraba haciendo algún viaje, pero esta vez tendré la oportunidad de vivir la magia de uno de mis barrios favoritos de la ciudad: Gràcia.

Hoy fue el primer día de la fiesta, que se celebrará hasta el próximo domingo 21, y no me ha defraudado para nada. Más de 10 calles decoradas con diferentes motivos que algunos parecen sacados de un mundo de fantasía y otros replicando personajes famosos de dibujos animados. Los materiales reciclados son en su mayoría utilizados con mucha creatividad, pero sobre todo se nota a simple vista el trabajo en comunidad para que todo esté a punto.

Por otro lado, cada calle tiene su propia agenda de conciertos, actividades para niños, venta de comida y bebida tradicional, pero sobre todo el buen rollo que se puede respirar en cada esquina.

El origen de estas fiestas no es para nada religioso, sino más bien que tiene una connotación social que celebra la evolución de una clase campesina que durante el siglo XIX llega a la ciudad, convirtiendo así el pueblo de Gràcia en una importante villa de artesanos, obreros y pequeños comerciantes. Todos en comunidad a través de entidades obreras y recreativas como Ateneos y Sociedades de Baile consolidaron una fiesta mayor que cada año le regala un encanto especial a Barcelona.

Para los que vienen de visita a Barcelona o para los que viven aquí y no tienen planes de salir de la ciudad, no podéis de dejar de vivir la experiencia de recorrer las calles de Gràcia y sentirse como en una familia multitudinaria sin distinción de edades.

Son decenas de actividades que puedes disfrutar durante estos días, es por ello que te recomiendo revisar previamente el programa en su web www.festamayordegracia.cat

Som-hi! 🙂

O Brasil, na Europa! Entrevista a Day y Lorenço, de Nossas Viagens

Dayane y Lorenço. Saúde!

Tuve la suerte de compartir bastante tiempo junto a Dayane, ya que fue mi profesora de portugués en Buenos Aires. Es una chica alegre, culta y muy simpática, siempre sonriente. Junto a ella dí mis primeros pasos en la lengua lusitana. Al tiempo,  comenzaron sus planes para irse a europa con Lorenço, en aquel entonces novio y hoy flamante marido. Por motivos laborales se dirigieron a Bayreuth (Alemania), donde lograron establecerse. Cada vez que podían, se lanzaban a la ruta. Así fue como pudieron recorrer varios países, desde Irlanda hasta República Checa.

Day en Barcelona

Lorenço es un coleccionista nato que junta desde tapitas de cerveza, estamplillas y hasta banderitas de los países que visitó; pero un día, confesó en su blog: “No soy la persona más entusiasta para viajar. Me gusta, me gusta mucho, aunque no tanto como a Day. Pero sus ganas me impulsan,  disfruto al verla feliz cada vez que entramos en movimiento”.  Y se ve que esto ha tenido sus frutos, ya que ella lo percibe. Nos cuenta que Lorenço es un óptimo compañero de viaje, excelente lector de mapas y diseñador de circuitos. Adora conocer nuevas culturas y lenguas; como costumbre, ha intentado aprender al menos una palabra en cada lugar … casi siempre, “cerveza”  😉

Lorenço en Berlín

Pasar por su blog es un placer:  espontáneo, íntimo, con buenos datos, abundantes fotografías y redacción impecable. Si bien está en portugués, no es de lectura complicada para los hispanoparlantes. Un pequeño esfuerzo, realmente vale la pena.

Presentados nossos amigos do Brasil, pasemos a la entrevista:

¿Cuál es el objetivo de su blog?

Nuestro blog fue creado con la idea de mantener a los amigos y familiares informados acerca de nuestros nuevos descubrimientos en el viejo continente. Con el paso del tiempo, muchas personas nos encontraron en la red y comenzaron a enviar mensajes o pedir información. Lenta y naturalmente el blog fue rediseñándose y madurando, presentando ahora otra cara. Pasó a ser no solo un lugar para contar historias para nuestros conocidos, sino además para compartir experiencias, ayudar a otras personas a planear sus viajes, así como nosotros fuimos ayudados por otros blogueros. Cada vez nos impresionamos más con el crecimiento que está teniendo. Cada vez que aparece una bandera de un nuevo país que nos visita, es una satisfacción muy grande.

¿Por qué escogieron Alemania para vivir?

No exactamente escogimos Alemania. Caminos profesionales nos llevaron hasta allí. Pasamos a disfrutar de la idea de viajar y vivir en Europa.

Dicen que los alemanes son mucho más fríos que los latinoamericanos (y más aun, brasileros). Más allá de ese estereotipo ¿cuáles fueron los abismos culturales con los que se encontraron mientras vivieron en Alemania?

En cierta forma, este estereotipo tiene su fundamento. Hay más reglas para la convivencia social y el tiempo de aproximación es mayor, pero una vez conquistada la simpatía y amistad de un alemán, todo se torna muy parecido. Para nosotros como brasileros, el idioma fue un obstáculo en lo cotidiano. Lo más difícil en esta experiencia fue contener nuestros “instintos brasileros” para adaptarnos a las reglas de educación locales: hablar bajo, no tocar físicamente a las personas, saludar sin abrazar ni besar, por ejemplo.

¿Que países habéis conocido en este tiempo?

Bueno, en un año viviendo en Alemania, conocimos 16 países de Europa. Hicimos los clásicos: Alemania de norte a sur, Austria, Bélgica, España, Eslovaquia, Francia, Holanda, Hungría, Inglaterra, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Portugal, República Checa, Suiza y Vaticano. Para nuestra próxima estadía planeamos lugares no tan convencionales.

Stonehenge

¿En qué les cambió su visión de Brasil esta estancia en el viejo continente?

Creo que nuestra perspectiva con respecto a Brasil cambió mucho. Cuando estás dentro de tu país sin haber viajado al exterior es muy fácil hacer críticas o elogios desmedidos. Pero en el momento en que se comienzan a sentir “saudades” de tu lugar de origen, te das cuenta que tu país ciertamente tiene problemas, pero los tan “bien vistos” países de Europa (al menos, para los latinos) también padecen problemas y adversidades. Al mismo tiempo, uno se da cuenta de esas cosas únicas que existen en cada lugar. Que son increíbles, hermosas y es preciso estar una vez en la vida allí para verlo y entenderlo.

Un lugar para recordar

Praga fue uno de los lugares más lindos construidos por el hombre que he visto. Tengo solo buenos recuerdos. ¡Y estar en España e Irlanda fue una fiesta!

Praga

Un lugar para olvidar          

No tengo un lugar que me gustaría olvidar, porque para todos los que aman viajar, cualquier nuevo lugar es para conocer y descubrir algo. Aún así, cuando me preguntan si me gustó París, digo que fue mi mayor decepción en todos los viajes que he hecho. Vi muchas cosas vulgares allí! Y el olor a pipí por toda la ciudad no es nada romántico ni representa nada lo que vemos en el cine.

Cinco lugares que les gustaría conocer de cualquier parte del mundo

Deseamos mucho volver a Irlanda para conocer el interior de este país por el cual nos apasionamos. Turquía (lugar que no deseo conocer, sino que preciso conocer), Marruecos, Nueva Zelanda, Perú y Colombia. Además de esto, viajar a otros países de nuestra querida América Latina, un gran sueño.

Dublin

Blog: http://minhasviagensvia.blogspot.com

También puedes encontrarlos en Twitter y Facebook.

El Midsummer sueco según Cataluña

Con la llegada del verano toda Europa celebra con mucha pasión la llegada de esta estación. Y no es para menos, después de tantos meses de oscuridad y mucho frío, sobre todo los nórdicos se entregan al sol para disfrutarlo al máximo. No hay tiempo que perder. El continente se llena de festivales de música y fiestas tradicionales al aire libre, entre ellas una de las más famosas en Suecia es el Midsummer.

El Midsummer se celebra la noche del 23 de junio, la misma en la que gran parte de la cultura latina celebra el día de San Juan.

Este año un grupo de amigos catalanes, los míticos jugadores del equipo Tuit United, se fueron a Estocolmo a vivir el Midsummer en primera persona. Enric y Bernat nos cuentan las diferencias entre el Midsummer sueco y el Midsummer catalán.

¿Qué diferencia hay entre la celebración de la llegada del verano de los españoles al de los suecos?

Enric: Es probablemente una muestra más de lo diferentes que somos los europeos del sur y los del norte. Aquí en España nos lo solemos tomar como una fiesta de ocio nocturno, con fuego y playa. En Suecia, es algo mucho más familiar.

Los suecos aprovechan el 25 de junio para celebrar el día de la fertilidad. Se reúnen en el campo, y allí pasan el día hasta que llega la noche. La verdad es que me sorprendió porqué ese día no queda nadie en las grandes ciudades, todo el mundo se va al monte.

Bernat: Al terminar el picnic se consume un licor parecido al orujo y cantan canciones típicas para beber que dice: “Si no te bebes el primero, no te podrás beber el segundo“, en sueco evidentemente 😉

¿Qué fue lo que más os ha gustado de esta celebración?

Bernat: Lo que más nos gustó fue el espíritu de la gente que estaba en la celebración. Los bailes típicos, el ambiente de tranquilidad y el ambiente festivo impregnaban a la efeméride de una magia única. No me extraña que nueve meses mas tarde haya un pico de natalidad en Suecia.

Enric: También el respeto que tienen todos ellos por su tierra y sus bosques. Pese al picnic que se monta, al llegar la noche no queda ningún desecho ni basura en el campo.

Sabemos que se hace una especie de danza alrededor de una cruz (Maypole) ¿Me podéis explicar un poco más al respecto? ¿Os atrevisteis a hacerlo?

Bernat: Yo hice la danza con mis amigos de allí. Si tienes la oportunidad creo que es bueno tragarse la vergüenza y hacer el intento. Realmente es sencilla pero no entiendo muy bien el significado de los movimientos. Seguro que tiene toda una simbología asociada a cada paso referente a la fertilidad. Acabé algo cansado ya que la hacen con mucho ímpetu y energía.

Enric: Yo creo que fui de los pocos que no se atrevió ¡Je! ¡Je!. Es una danza muy peculiar, que puede hasta parecer ridícula pero que ellos la viven mucho. La verdad es que lo pasan genial bailando alrededor de la cruz de la fertilidad.

¿Se come algún tipo de comida especial durante esta celebración? (En Cataluña por ejemplo nos comemos la famosa Coca de Sant Joan)

Sí. Mucha patata y arenque. Típico en Suecia. Al finalizar la comida los gritos paganos y el baile se entremezclan con generosas raciones de chupitos de un licor sueco llamado snaps.

¿Cuál es la anécdota más interesante que recordáis del Midsummer?

Bernat: Estuvimos jugando a un juego típico de allí que es una variante del beisbol. De los que íbamos, no todos sabían inglés, y la chica que explicaba las reglas se mosqueo bastante con uno de mis amigos que no entendía nada. La desesperación de la moza fue bastante notoria y la cara de incomprensión de mi amigo un poema. Podíamos haberlo ayudado, pero la situación era bastante cómica.

 Enric: Lo más interesante fue comprobar de primera mano que lo de que los suecos son “fríos” debe ser en invierno. Me encantó ver cómo de un grupo de cinco personas terminamos siendo más de 15, todos compartiendo y haciendo juegos típicos del país escandinavo.

¿Qué recomendación daríais a las personas que quieran ir a Suecia para disfrutar de esta celebración?

Sobretodo que vayan con ganas de conocer a gente, que no se encierren en su entorno porque es una verdadera oportunidad para socializar con los autóctonos y aprender de su cultura. Es muy interesante y seguro que lo pasan genial entre tanta naturaleza y hospitalidad.

——————————————

You´ll never tweet alone

El blog del equipo Tuit United acaba de presentar su nominación a los Premis Blocs de Catalunya. Desde aquí les apoyamos y te invitamos a conocerles a través de Tuitunited.com. Y si te gusta lo que ves, pues no dudes en darles una mano con un voto para que finalmente sean nominados en la categoría de Blog deportivo ¡Realmente se lo merecen!

El lugar donde se puede escuchar el silencio

Kristel es originario de Arvidsjaur, población ubicada en el centro de la Laponia sueca. Hace algunas décadas se mudó a un pueblo cercano llamado Abborrtrask, según él, mucho más tranquilo y menos estresante que el primero ¿Cabe la palabra estrés en este lugar? Definitivamente no.

Con Kristel estuvimos unas cuantas horas charlando sobre el norte de Suecia y su gente. De carácter apacible, con un sentido del humor poco afectado por el frío y una capacidad para hacerte sentir como en la casa, Kristel está convencido de que la Laponia es uno de los pocos rincones del planeta donde se puede escuchar el silencio.

Y no lo dudo. Después de más de dos horas frente a uno de los 365 lagos que existen alrededor de Arvidsjaur, pude escuchar el sonido del silencio, comparable con el de las estepas mongolas. Ver la quietud del agua puede ser relajante y hasta hipnotizante. A ratos esa tranquilidad es rota por una liviana ráfaga de viento que apenas crea algunos hilos de agua a orillas del lago. O en muchas ocasiones por los torpes, pero sigilosos pasos de un reno.

Minutos después mi cuerpo se rinde al sonido del silencio y se entrega de manera tranquila y segura a una siesta, la mejor y más profunda que recuerde en muchos años.

Laponia salvaje y natural


Ayer el recorrido fue en coche, hoy ha sido en quadbike…

Hemos cruzado el corazón de Svansele, un increíble parque natural lleno de lagos, pinos y animales salvajes de la región en el que es posible pernoctar en típicas cabañas suecas durante todo el invierno. En verano nos regala atardeceres tan espectaculares como este.

Antes de los 30 kilómetros en quadbike, y para tener energía, probamos un mix de los diferentes tipos de carnes de la región: reno y alce, acompañado de pan sueco, patatas y mermelada. Debo confesar que a punto he estado de comerme un reno entero! 😉